top of page
  • 356016
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • Foto del escritorLínea de Tiempo

DANIEL NOBOA RECIBE LA BANDA PRESIDENCIAL Y ASUME EL MANDO DEL ECUADOR

Daniel Noboa gobernará Ecuador por casi año y medio en reemplazo de Guillermo Lasso. Recibe un país sumido en una violencia récord y con enormes desafíos económicos.

QUITO — Daniel Noboa recibió el jueves la banda presidencial en la Asamblea de Ecuador y asumió el poder para un período de 18 meses en medio de una situación de crisis económica e inseguridad.


En su discurso de posesión, el flamante mandatario reconoció que le espera “una tarea dura y difícil y los días son pocos” y precisó que cree en un Estado que tiene “como primer objetivo, reducir la violencia y volver del progreso una costumbre”.

Para ello, dijo en un discurso de poco más de siete minutos, es necesario actuar con audacia sin repetir las mismas políticas del pasado esperando obtener un resultado distinto y propuso que para hacer frente a la violencia criminal “hay que atacar a la desocupación. El país necesita empleo y para generarlo enviaremos reformas urgentes a la Asamblea”. Destacó que está dispuesto a romper el ciclo de revanchas políticas y se definió como un hombre “libre de prejuicios y políticamente distinto” y una de las muestras de ello, aseveró, es que ha conformado un gabinete con amplia participación de mujeres y jóvenes. El presidente de la Asamblea, Henry Kronfle, le impuso la banda presidencial y le tomó el juramento de rigor a Noboa, de 35 años, quien tendrá que gobernar hasta mayo de 2025 para completar el mandato de su predecesor, Guillermo Lasso, quien llegó con un retraso de 15 minutos a la última ceremonia en que actuaba como mandatario.

Cuando la ceremonia estaba en proceso arribó a la Asamblea el presidente de Colombia, Gustavo Petro, el único mandatario que estuvo presente, y se unió a los vicepresidentes de Brasil y de Honduras, entre otros invitados internacionales.


Verónica Abad, una política y empresaria de 46 años, también fue investida como vicepresidenta de la República. Su figura ha generado polémica por su pensamiento liberal de derecha.

Noboa, de 35 años, ganó la presidencia en octubre con la promesa de restablecer la seguridad y crear empleos en el país sudamericano, que ha enfrentado retos económicos desde la pandemia de coronavirus, lo que ha obligado a miles de personas a migrar. La violencia en las calles y en las cárceles, atribuida por el presidente saliente Guillermo Lasso a grupos criminales que mueven drogas desde Colombia y Perú a través de los puertos de Ecuador, ha aumentado en los últimos años, alcanzando un crecimiento sin precedentes con el asesinato del candidato presidencial Fernando Villavicencio en agosto.


Noboa ocupará el cargo de presidente por 17 meses, terminando el mandato de Lasso después de que este último adelantara las elecciones presidenciales y legislativas para evitar la votación de un juicio político.


Será difícil para Noboa abordar eficazmente los importantes desafíos de Ecuador durante un mandato tan breve, dijeron analistas, aunque puede postularse para la reelección en 2025.

Es hijo de Álvaro Noboa, un poderoso magnate bananero que intentó varias veces sin éxito ganar la presidencia de Ecuador.


"Espero que Daniel Noboa sea un presidente comprometido, honesto y que no robe, que se enfoque en el tema de inseguridad y la economía", dijo José Viteri, de 31 años, empleado de un importador de repuestos para autos en Quito. "Que no sea un presidente más como los anteriores, sino que sea el principio de un cambio para el país".

Después de su elección, Noboa emprendió una gira por Estados Unidos y Europa para buscar apoyo de inversionistas y organismos multilaterales.



Pero advirtió que podría equilibrar el cumplimiento de las obligaciones de la deuda externa del país -que llegan 47.400 millones de dólares- con las necesidades de la población.

Ha dicho que creará incentivos para que las empresas aumenten el empleo, reducirá los impuestos a la construcción, establecerá una nueva unidad de inteligencia, suministrará armas tácticas a las fuerzas de seguridad y alojará a los criminales más peligrosos en barcos prisión, entre otras promesas.


Ecuador podría superar las 7.000 muertes violentas, alcanzando una tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes mayor a 35 al cierre del 2023, según un informe del Observatorio Ecuatoriano de Crimen Organizado.


Noboa aún tiene que nombrar varios puestos en el gabinete. Aunque originalmente nombró a Sariha Moya como su próxima ministra de Economía y Finanzas, el miércoles dijo que ella dirigirá la Secretaría Nacional de Planificación. No ha designado a un nuevo ministro de Finanzas.

2 visualizaciones0 comentarios
bottom of page