Buscar

EE.UU. alivia sanciones económicas a Venezuela

La serie de medidas permitirá a la empresa estadounidense Chevron negociar con la estatal PDVSA su rol futuro en Venezuela.


WASHINGON DC — El gobierno de Estados Unidos aliviará sus sanciones económicas contra el poder ejecutivo de Nicolás Maduro como gesto para que se reanuden las negociaciones políticas con la oposición en Ciudad de México, según informaron portavoces de la administración del presidente Joe Biden.

Los cambios en la política de sanciones permitirán a la empresa petrolera estadounidense Chevron, la única que aún permanece en Venezuela, negociar sus “actividades potenciales para el futuro” con la estatal PDVSA, pero aún no podrá explotar ni exportar petróleo local. En una llamada con periodistas, los voceros estadounidenses recalcaron que el gobierno interino de Juan Guaidó, líder opositor a quien 50 gobiernos reconocen como presidente encargado de Venezuela, solicitó la flexibilización de algunas sanciones como gesto para regresar a la mesa de negociaciones de Ciudad de México.


Los portavoces de la Administración Biden advirtieron que Washington “aliviará la presión” contra el gobierno de Maduro en la medida en que haya resultados “ambiciosos, concretos e irreversibles” en las negociaciones de México. “Reaplicaremos las sanciones sobre la base de cualquier paso en retroceso en todo tipo de negociaciones”, insistieron.


Las decisiones al respecto se tomarán en coordinación con el gobierno interino de Guaidó, la Plataforma Unitaria y la comunidad internacional, aseguraron.


“Al mismo tiempo, vamos a continuar persiguiendo a los actores criminales” vinculados al gobierno de Maduro”, así como la Casa Blanca persistirá en sus apoyos para aliviar la crisis humanitaria que afecta a los venezolanos.


Según reporta la agencia Associated Press, los anuncios de este martes también incluyen la remoción de la lista de sanciones individuales de Carlos Erik Malpica Flores, un exdirectivo de PDVSA y sobrino de la primera dama de Venezuela y dirigente del Partido Socialista Unido, Cilia Flores