Buscar

Kanye West deja de ser billonario

Hace tan solo unas semanas Kanye West alardeaba públicamente de que Adidas no podía permitirse romper su colaboración, sin importar lo que él diga o haga, porque gana demasiado dinero con la venta de sus deportivas Yeezy. Pero salta a la vista que calculó mal su propia posición de influencia.


Este mismo martes la compañía ha anunciado su decisión de poner punto final a su relación profesional a raíz de los comentarios antisemitas que el rapero ha realizado en las últimas semanas, y de los que él ha asegurado que no se arrepiente. Lo que parece que no había calculado es que los ingresos que le reportaba Adidas hasta ahora superaban el millardo de dólares -1,5 mil millones de dólares, según los cálculos de la revista Forbes.

Perder ese suma le ha costado también su puesto en el exclusivo club de los mil millonarios, al que sí pertenece su ex Kim Kardashian , y la publicación calcula que su fortuna personal ha descendido ahora hasta los 400 millones.


Las malas noticias no acaban ahí. Vogue, la biblia de la moda que en su día le colocó en su portada junto a su antigua esposa, le ha dado la espalda porque su última polémica habría sido la gota que ha colmado el vaso para Anna Wintour después de que Kanye criticara públicamente a una de sus editoras.


GAP también se está apresurando a retirar de sus tiendas todas las prendas que aún quedaban a la venta de la colección cápsula creada por Kanye con Balenciaga, aunque en este caso su colaboración se había acabado por decisión del artista por incumplimiento de contrato. La agencia de talentos CAA, una de las más poderosas de Hollywood, ha dejado de representarle y desde Balenciaga -una casa de moda con la que ha trabajado a menudo en el pasado- han insistido en que no aceptará ningún proyecto en el futuro relacionado con él.