Buscar

NI EL CORONAVIRUS FRENA A LOS FIESTEROS EN GUAYAQUIL



El Municipio de Guayaquil realizó el fin de semana varios operativos de desalojo en fiestas clandestinas, que no cumplían con las ordenanzas que establecen medidas de bioseguridad.


Personal de la Dirección de Justicia y Vigilancia, por disposición de la Comisaría Primera Municipal, clausuró tres sitios donde se realizaban fiestas clandestinas organizadas y que no contaban con ninguna medida de bioseguridad.


Seis unidades con 15 delegados fueron parte del Operativo de Control de Centros Nocturnos que recorrió la ciudad, al ser alertados del incumplimiento de las ordenanzas Municipales que buscan precautelar la salud de todos, informó Renato Coello, Especialista de la Dirección de Justicia y Vigilancia.


La primera acción se cumplió en el kilómetro 27.5 de la vía a la costa, donde un complejo turístico había sido acondicionado para realizar un festejo. La disposición fue desalojar el sitio y colocar un sello de clausura. Mientras que alrededor de las 21h30 llegaron al sector de El Fortín, justo detrás del Centro Comercial del mismo nombre, para terminar con una fiesta clandestina que tenía al menos 200 personas, entre menores de edad y adultos; estos controles se realizaron con el apoyo de la Policía Nacional.



En tanto que, en la Séptima, entre Brasil y Gómez Rendón, la terraza de una casa funcionaba como local de eventos, siendo también retirados los asistentes y notificado el propietario del inmueble por la contravención cometida.


Cuando los controles parecían haber terminado, fueron alertados de la insistencia de los ciudadanos por efectuar la fiesta en la vía a la costa y por ello fue necesario mantener la vigilancia hasta las 04h30 del domingo en dicho lugar, hasta que todos se habían retirado.


Con estas acciones el personal municipal vigila, de lunes a domingo, el cumplimiento de las ordenanzas dispuestas con relación a la pandemia de la COVID-19.