Buscar

OPINIÓN: LA AMPLIACIÓN DE LA ZONA DE PROTECCIÓN PARA LA RESERVA MARINA DE GALÁPAGOS


Importante anuncio realizado por el presidente de la república, en un acto muy mediático con actores mediáticos internacionales como el ex presidente de los EEUU Bill Clinton y Bo Derek actriz, así se podría describir la noticia del decreto ejecutivo de la ampliación de nuestra reserva marina de Galápagos.


Sin embargo, no deja de generar preguntas, ya que en dicho anuncio no se evacuaron ¿Cómo va a financiar dicha política pública de ampliación de la reserva marina de nuestro mar alrededor de la isla Galápagos? Tal vez sea el punto clave e importante, como la misma decisión política, que esté definido el financiamiento a través de la política tributaria. Sin presupuesto financiado, sin planes, programa establecido actualizado, el decreto que todos los ecuatorianos celebramos quedará solo en eso, un decreto oficial registrado y anunciado mediáticamente. Y el país ya ha vivido en el pasado y en el presente anuncios como el Tren playero, las 1000 mil canchas sintéticas, las 250 mil viviendas que no se concretaron; solo fue una burda estrategia de politiquería barata del engaño. Así no se hace país, ni saldremos del subdesarrollo.


Es de conocimiento público que los pescadores artesanales del país del perfil costanero sufren diariamente del acoso de piratas que les roban sus lanchas, pesca o el motor de la embarcación. Otros son reclutados, mediante coerción para que trabajen para el narcotráfico. Aquello nos evidencia una realidad que la labor de protección de nuestra armada nacional en el perfil costanero actualmente es ineficiente, en esas apenas ocho millas, medidas desde la línea del perfil costero continental. Lo dicho hasta aquí nos lleva a otro planteamiento: Si nuestra armada no ha podido cumplir con la constitución y la ley en un poco espacio ¿cómo lo hará en una zona aun mayor y ahora ampliada como es la reserva marina de Galápagos?

El señor presidente Guillermo Lasso tiene la oportunidad de demostrar que su gobierno no es de improvisaciones, ni de ideas mágicas, sino del análisis concienzudo, meditado de las necesidades, problemas, fenómenos existentes o agravados o aparecidos estos últimos años, comunicando al país en forma ampliada como se ejecutará el decreto, como será realidad el mismo y desde cuándo.