top of page
  • 356016
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • Foto del escritorLínea de Tiempo

¿QUÉ ESTÁ EN LAS ELECCIONES GENERALES EN ARGENTINA?


El domingo 22 de octubre los argentinos acuden a las urnas para definir quién será el presidente que suceda a Alberto Fernández a partir del 10 de diciembre. Tal como sucedió en las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), además del nuevo mandatario, se votan 130 bancas en la Cámara de Diputados y 24 senadores nacionales en ocho provincias.


Por otro lado, las provincias de Buenos Aires, Catamarca, Entre Ríos, y Santa Cruz eligen, además, gobernador, ya que no desdoblaron sus elecciones. La Ciudad de Buenos Aires también se suma al calendario nacional y va a asistir a las urnas en la misma fecha para elegir al nuevo jefe de Gobierno porteño que sucederá a Horacio Rodríguez Larreta.

Ahora bien, ¿qué hay particularmente en juego en las próximas elecciones generales en Argentina? Para responder al interrogante, CNN en Español consultó a tres analistas políticos, quienes argumentaron sus perspectivas a menos de un mes de los comicios.


¿Qué se pone en juego a nivel político?

El analista y encuestador Carlos Germano, director de la consultora Carlos Germano y Asociados, opina que en las próximas elecciones lo que se pone en juego es el fin de un ciclo: “Estamos frente a una elección en el marco de un sistema que llegó hasta un punto. Es decir, el país hoy toca los 40 puntos de pobreza y, lamentablemente, hay un nivel de proyección a futuro teñido de interrogantes”.


Avanzando en su idea, Germano habla de un “momento bisagra”. Puntualizó que el país está frente a una “plena transición de dirigencia política”, que permitió la aparición de figuras como la de Javier Milei, candidato a presidente por La Libertad Avanza y representante de la derecha extrema del país. “La ruptura entre ciudadanos y dirigencia política fue tan fuerte en los últimos años que permitió la aparición de una figura que, con una síntesis brutal en su campaña política, logró captar claramente a los jóvenes de 40 para abajo”, sentenció Germano en referencia a Milei.



Según la Cámara Nacional Electoral, el espacio político que lideró las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) fue la Libertad Avanza, partido de Javier Milei, con el 30,04% de los votos. El actual Diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires logró imponerse en las urnas por encima del espacio político oficialista Unión por la Patria y de Juntos por el Cambio, que tiene como uno de sus referentes principales al expresidente Mauricio Macri.


Si tenemos en cuenta, además, las mismas fuentes oficiales, el porcentaje de participación del electorado argentino en las primarias celebradas el pasado 13 de agosto, fue del 69%, por lo que poco más del 30% de los votantes no sufragó. Con relación a este tema, Germano hace hincapié en su idea: “En este plano de desinterés estamos yendo a votar. Estamos frente al final de un ciclo, de una política populista que los argentinos hemos aceptado, pero que entró en crisis y hoy el escenario es completamente inédito”.

Por su parte, El consultor y analista político Federico González, director de Federico González y Asociados, opina que Argentina se enfrenta a una serie de dicotomías en las próximas elecciones: “Un hecho importante que se pone en juego es republicanismo versus trasgresión de las instituciones, una variante hermana del concepto de ‘Civilización y Barbarie’”. Al profundizar en este punto, González agregó que “a nivel político se juega, por un lado, la cara de la República y, por el otro, una suerte de ‘Si la Constitución no me gusta, actúo en torno a mi deseo'”.


Análisis de los candidatos a la presidencia de Argentina 2:01

En la misma línea conceptual, pero con algunas variantes a sus colegas, la investigadora y analista de opinión pública Shila Vilker expresa que “la política argentina está en una especie de encrucijada”. Vilker, directora de la consultora Tres Punto Zero, considera que “hay un acuerdo social grande, incluso entre los votantes del oficialismo, de que la situación actual no puede seguir. Para algunos es un cambio total de sistema. Para otros es un cambio de acción. Para otros es una modificación de sentido respecto de hacia dónde va la Argentina. De todos modos, no está muy claro el sentido del cambio”, agrega Vilker en su explicación. En tal aspecto, la analista establece “un punto de inflexión en un proceso que no puede seguir en la inercia y tiene que reorientar su rumbo e identidad”.



¿Qué se pone en juego a nivel económico?

“Creo que el gran desafío que tiene esta elección es poner a la Argentina en blanco para dejar de vivir en la informalidad y pasar a vivir en la formalidad. Crear una Argentina en la cual los trabajadores formales sean más que los informales”, indica Carlos Germano. Desde el punto de vista económico, el analista pone el foco mayormente en el trabajo. “Es importante modificar el sistema tributario que colapsó y que las reformas laborales generen políticas para aumentar el porcentaje de trabajo en blanco con respecto al negro”.

En este sentido, el analista y consultor Federico González analiza el actual dilema económico del país, “nos encontramos frente a estatismo versus liberalismo, o populismo versus mercado” y cita al excanciller socialdemócrata alemán Willy Brandt: “Tanto mercado como sea posible. Tanto Estado como sea necesario”. Es decir, “está claro que mucho Estado te agobia y poco Estado es la ley salvaje del más fuerte”, sentencia González, y culmina reflexionando que “siempre está latente esta dicotomía en Argentina, pero en estas elecciones mucho más”.


Según el Instituto Nacional de Estadísticas y censos de Argentina (INDEC), el índice de inflación mensual reportado en agosto fue del 12,4%. Es en este aspecto donde la analista Shila Vilker hace foco para explicar qué se pone en juego a nivel económico en las próximas elecciones. “El gran desafío de cara al futuro para reordenar el malestar social va a tener que ver con la recuperación del poder adquisitivo”. Vilker sostiene que este será uno de los elementos centrales para la administración de cualquier fenómeno político.

Más allá de las similitudes, diferencias, acercamientos o alejamientos entre los análisis anteriormente citados, hay un dato que no es menor: en poco más de tres semanas los argentinos tendrán un nuevo presidente electo en el año en que precisamente celebra el 40° aniversario de la vuelta a la democracia en el país.

2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page