Buscar

Rescatan a menores de edad de un prostíbulo en Milagro

En Perú las tenían por varios meses hasta que las regresaban a Ecuador, para ofrecerlas en chongos de Guayaquil y otras ciudades más.

La Policía Nacional desarticuló una red de prostitución en el sector La Zoilita, en una fotografía de archivo. Metro Ecuador

La Policía Nacional desarticuló una red de prostitución en el sector La Zoilita, en la vía Milagro-Mariscal Sucre, donde por varios meses fue el centro de diversión para adultos.


Las adolescentes eran obligadas a prostituirse, sufrían maltratos psicológicos y físicos, según la versión policial.


Todo funcionaba bajo una fachada de sala de billar, donde esta red se encargaba de ofrecer los servicios sexuales de las menores. Un altar de la Santa Muerte, una cajonera llena de preservativos y drogas, se encontraron en uno de los cuartos donde se cometían este tipo de delitos.


Al momento de la incursión policial encontraron a dos chicas de 16 años, una de ellas con un bebé de dos años en sus brazos. Ambas presentaban huellas de maltrato. Una de ellas confesó que fue obligada a mantener relaciones sexuales con desconocidos a cambio de dinero.


Las niñas habían caído en que iban a tener una vida llena de amor y lujos, debido a que el cabecilla de esta organización Fernando Méndez Morán, alias “el Maestro”, era el encargado de enamorarlas por redes sociales y así proceder a la prostitución de las menores, donde también se llego a conocer que las llevaba al vecino país de Perú.


En Perú las tenían por varios meses hasta que las regresaban a Ecuador, para ofrecerlas en chongos de Guayaquil y otras ciudades más.

Dos chicas fueron rescatadas en esta intervención policial, donde una de ellas cuenta que Fernando Méndez alias “el Maestro”, la enamoró y en una cita aprovechó a raptarla, para así cometer su delito. La otra chica es madre de un bebé de dos años y no cuenta con familiares cercanos.

El sargento Danny Villegas, de la UNSIS (Unidad Nacional de Investigación Contra La Integridad Sexual), informó que la Fiscalía ha extendido las investigaciones para ubicar a otras menores de edad que también serían víctimas de los procesados.