Buscar

Tokio ve "irracional" e "inaceptable" que Moscú suspenda negociaciones de paz


El primer ministro nipón, Fumio Kishida. EFE

El primer ministro nipón, Fumio Kishida, consideró hoy "extremadamente irracional y totalmente inaceptable" la decisión anunciada por Rusia de suspender las negociaciones de un tratado de paz a raíz de las sanciones impuestas por Tokio tras la invasión de Ucrania.


"La reacción de Rusia es extremadamente irracional y totalmente inaceptable", dijo Kishida ante el Comité de Presupuestos de la Dieta (Parlamento) tras la decisión anunciada a última hora del lunes por Moscú.


Por su parte, el ministro portavoz, Hiokazu Matsuno, explicó en rueda de prensa que la Cancillería nipona ha transmitido una protesta al embajador ruso en Japón, Mikhail Galuzin.


"La invasión rusa Ucrania es un intento unilateral de cambiar mediante la fuerza el statu quo (del territorio) y es un acto que afecta a la base del orden internacional. Claramente es una violación del derecho internacional e inaceptable", añadió Matsuno.

Desde el inicio de la intervención rusa en Ucrania, Tokio ha impuesto sanciones a una docena de organizaciones y corporaciones rusas, además de a 76 ciudadanos como el presidente, Vladímir Putin, así como a 12 bielorrusos, entre los que figura su homólogo Alexandr Lukashenko.


Según Matsuno, la decisión de Rusia de detener las negociaciones de paz "ha sido provocada por la invasión de Ucrania por parte de Rusia, que ahora intenta darle la vuelta para condicionar la relación con Japón".


"Esta medida es extremadamente injusta, jamás será aceptada y supone nuestra protesta más enérgica", afirmó el ministro portavoz, que insistió en que para Tokio no hay cambios en la línea diplomática "básica" con Rusia, por la cual Japón busca solventar el problema territorial entre ambos países antes de firmar un tratado de paz.

Ambos se disputan la soberanía de las Kuriles del Sur (llamadas Territorios del Norte en Japón), un grupo de cuatro islas del Pacífico norte que administraba Japón y que la Unión Soviética invadió nada más terminar la II Guerra Mundial.


Tras años de acercamientos, Tokio y Moscú se comprometieron en 2018 a firmar el tratado de paz, aunque después se aprobaría una enmienda a la Constitución de Rusia en 2020 que impide la transferencia de cualquier parte de su territorio.


La titularidad de estas islas es el principal motivo por el cual ambos países no han firmado aún la paz tras el fin de la II Guerra Mundial en 1945.