Buscar

UN ERROR HUMANO FUE LA PROBABLE CAUSA DEL APAGÓN DE WHATSAPP, FACEBOOK E INSTAGRAM



Aunque Facebook no ha dado más detalles, y desde fuera es imposible saber la causa específica, el consenso exterior es que Facebook dejó de existir en internet durante casi seis horas. “Lo más probable es un error humano. No creo que sea un ataque. Querían cambiar algo en la configuración y cambiaron por error demasiado o actualizaron el software y cambió la actualización por ello. Puede ser varias razones pero la causa básica es error humano”, dice Gamba.


Es plausible incluso que el problema original fuera una falta al picar texto o una mala elección de una instrucción o de cualquier otra función. Para complicarlo aún más, el desastre no estalla inmediatamente al pulsar enter, sino que se despliega lentamente por la red, con lo que es más difícil ir hacia atrás a buscar el lugar exacto donde está el error para arreglarlo. “Lo curioso es que no es instantáneo”, dice Gamba. “Cuando cambias tu ruta, las rutas previas están almacenadas durante minutos u horas y cuando expiran es cuando deben aparecer las nuevas y no están. Quizá cambiaron la configuración y tardó horas en pasar algo y en ese rato estaban a otras cosas”, añade. Es una explosión retardada.

La opción de que un ingeniero de Facebook en California pueda pulsar una tecla y reventar sin querer redes de comunicación usadas por más de 3.000 millones de seres humanos es alucinante. Y a eso se suma que la solución implicó ir a buscar a un equipo de especialistas para que fueran en coche a un centro de datos que la compañía tiene en Santa Clara, según informa el New York Times. En febrero de 2020 Facebook alquiló varios edificios en esa localidad californiana, a algo más de 20 kilómetros de su sede en Menlo Park. “Por la separación de roles en Facebook la gente que tiene conocimiento para arreglarlo no es la que tiene acceso físico. Tuvieron que ir allí”, explica Koret.

Un reportero del Times avanzó incluso que el acceso al espacio se había hecho con una sierra debido a que la empresa tenía caídos también los sistemas de comunicación internos y el funcionamiento de sus pases electrónicos. Pero no fue así. El reto para acceder fue con la seguridad del edificio.